Páginas

lunes, 1 de junio de 2015

LAS DIFUSIONES VIRALES DEL INTERNET- EL JUEGO DE “CHARLIE-CHARLIE”


Mis queridos amigos y hermanos,

   “Los avances tecnológicos han creado un monstruo: la capacidad ilimitada de seducción al simple coste de un teclado.” Frank Zorrilla

     El ciberespacio, con su poder de arrastre y la velocidad como se propaga la información transmitida en ese medio, se ha convertido en la herramienta ideal para transformar el planeta en una pequeña aldea global al alcance de un teclado. Pero, aunque con sus beneficios, existe un panorama sumamente preocupante: el filtraje de ciertos acontecimientos o informaciones en los medios sociales que por su peculiaridad populista se convierten en “virales”. Es decir, su reproducción o distribución toma característica de epidemia  participativa.

     En efecto, muchos cibernautas que impulsados por la ociosidad, entretenimiento y/o diversión colaboran voluntariamente y se convierten en eslabón de esa gran cadena cibernética; haciéndose a su vez, cómplices de auspiciadores anónimos al difundir información carentes de veracidad o manipuladas para satisfacer, en alguno de los casos, agendas maliciosas o mal intencionadas.  

     El lado oscuro de la red, es precisamente: la anonimidad que existe en los usuarios que cargan o suben información en los medios cibernéticos, la gran cantidad de colaboradores voluntarios que están dispuestos a difundir dicha información y por último, los imitadores a ciegas que simplemente se dejan seducir a través de esos mensajes como si fuesen autómatas. 
juego de la cubeta de hielo
       La gran mayoría de internautas, fuimos testigos del famoso: “desafío de la cubeta de hielo” ( Ice cube challenge) actividad que se tornó viral en las páginas sociales. En ese desafío participaron millones de personas vertiéndose un cubo de agua con hielo y desafiando a otro para que hiciese lo mismo. Acto que se ejecutaba para supuestamente, concienciar y buscar la cura de la distrofia muscular degenerativa. Pero los auspiciadores nunca informaron a sus seguidores que este acto simbólico se trataba de un místico ritual y al mismo tiempo, que el dinero acumulado iba a ser utilizado para experimentar con embriones humanos.

juego de la asfixia
     Así como el “desafío de la cubeta de hielo”, también han surgido otros videos en los medios sociales, los cuales se han convertido en virales: “La antorcha humana”, “el juego de la asfixia”, “el juego de knockout desprevenido”, etc. Todos estos juegos tienen un común denominador: influenciar a los jóvenes, para que estos copien o imiten. 

     Recientemente se ha puesto de moda en las redes sociales un juego muy controversial. Me refiero al juego de “Charlie-Charlie”. Un juego que invoca un espíritu o demonio que lleva el mismo nombre. Este es muy parecido a un juego satánico llamado: “Güija”. Pero, ¿en qué consiste el juego de Charlie-Charlie?- El ritual consiste en usar dos lápices que forman una cruz en un rectángulo de papel donde están escritas las palabras: "Sí" y "No" en forma transversal.  Después de la colocación de los lápices, el jugador o los jugadores comienzan el ritual con la pregunta: "Charlie, Charlie, ¿estás aquí?". Los jugadores esperan hasta que el lápiz se mueva y apunte en la dirección del “Sí”  y una vez hecho esto, los participantes comienzan a hacerle preguntas al  supuesto Charlie esperando que el lápiz se mueva en dirección del “Sí”  o del “No”. Finalmente y para terminar el juego, los participantes deben preguntarle: "Charlie, Charlie, ¿podemos parar?" Cuando él dice que sí, los participantes deben romper el lápiz para romper el contacto con Charlie.
juego de la güija

     A simple vista, el jueguito de Charlie-Charlie parece inofensivo. Un pasatiempo o diversión para que los jóvenes se entretengan llamando al supuesto espíritu, pero lastimosamente, no es lo que parece. Porque según reportes de diversos medios, y personas que han jugado ese juego, los participantes son poseídos por una energía extraña  que hace que, en algunos casos, se desmayen, convulsionen, retuerzan la boca, viren los ojos y emitan palabras con voz grotesca, cómo si estuviesen poseídos por un demonio. E inclusive, ya se le adjudican a este juego, varias muertes de jóvenes que han fallecido de manera inexplicable después de haber jugado. Estos incidentes misteriosos han alertado a las autoridades, quienes a su vez han puesto en marcha iniciativas para prohibir el juego en las escuelas.
     Desde el punto de vista de la física, la explicación por la que el lápiz se mueve es muy simple: 1-El balance del lápiz encima del otro, 2– La poca fricción que existe entre los lápices, 3– El aire que sale de la boca del participante que hace la pregunta. Hasta ahí, la explicación física tiene sentido, pero ¿por qué los participantes convulsionan, por qué vomitan y por qué se transforman cómo si estuviesen poseídos por alguien o algo?- La Biblia nos da una explicación.    
 “Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza de ángel de luz. Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia”.                (2Corintios 11:14-15).
 
     Como dice un viejo aforismo: “La curiosidad mató al gato”, por lo tanto advirtamos a los jóvenes que jugar con el diablo, es entrar en sus dominios; y al hacerlo, experimentarán las consecuencias. Además, la Palabra de Dios considera esa práctica como abominación. “No harán conjuros, servir de médium espiritista o consultarán a los muertos” (Deuteronomio 18:11). Por tanto, aconsejemos a los jóvenes a que no se dejen persuadir o imitar a los que ya lo han hecho.  Exhortemos a los jóvenes y a cualquier persona que quiera experimentar esos juegos a que sigan el consejo de Jehová, nuestro Dios.
 
No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándose con ellos. Yo Jehová vuestro Dios he dicho.” (Levítico19:31).
La gracia y las bendiciones de Dios sean contigo!
Frank Zorrilla