Páginas

martes, 28 de octubre de 2014

¿ES EL VIRUS DEL ÉBOLA LA GRAN PANDEMIA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS?


Mis queridos amigos y hermanos,

     "No existe mayor miedo que el que creamos a través de la incertidumbre". 

     El ser humano, fue diseñado para interactuar con sus semejantes, al igual que con el ambiente que le rodea; por consiguiente, está sujeto a estados de ánimo a los que llamamos: "emociones" (sentimiento muy intenso de alegría o de tristeza producido por un hecho o un recuerdo). Esto es así, debido a la capacidad que posee éste de responder a estímulos externos; de desarrollar conocimientos cognitivos, y la facultad de memoria. 

     El instinto de supervivencia del ser humano, le permite asociar la sensación de miedo, con la percepción sensorial de dolor; con sufrimiento; con angustia, y una vez lo albergamos y lo hacemos muy intenso, se convierte en "pánico". Desde luego que en ese estado de "miedo intenso", experimentamos una reacción bio-fisiológica negativa disminuyendo nuestras defensas o debilitando nuestro sistema inmunológico, exponiéndose de ese modo, a enfermedades virales y bacterianas. 

     La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha emitido la voz de alerta por el brote de un terrible virus, que está afectando varias regiones de África Occidental (Nigeria, Senegal y Sierra Leona), donde según los reportes periodísticos y la misma OMS, más de 5,000 personas han perdido la vida debido a que este mortal virus afecta órganos importantes del cuerpo. Me refiero al: "virus del ébola". Microorganismo que una vez dentro del cuerpo, produce síntomas como: Fiebre mayor a 101.5 °F, dolor de cabeza intenso, dolor muscular, diarrea, vómitos, hemorragia interna y dolor abdominal.

     Aunque los doctores dan detalles muy explícitos de los síntomas que produce el "virus del ébola", no muchas personas en otros Continentes han tenido la oportunidad de ver la reacción que produce. Solo oímos de sus efectos, e inmediatamente recurrimos a nuestra capacidad asociativa para pensar en algo “aterrador y horripilante”, como lo que acostumbramos ver en las producciones de Hollywood. Dicho sea de paso, Hollywood ha producido 15 películas de pandemias globales en los últimos 15 años. (1 película por año). Y de ahí la pregunta: ¿Acaso los productores de Hollywood nos están preparando  psicológicamente para algún evento que ellos consideran, será inevitable?-  

     Solo tenemos que sintonizar los medios de difusión en masas (radio, televisión, internet) para apercibir las terroríficas imágenes de doctores y profesionales de la salud, disfrazados con trajes especiales diseñados como medio de control, para impedir la exposición o contacto directo con fluidos corporales de pacientes portadores del "mortal virus". Según los Virólogos (doctores expertos virus), el uso de esa vestimenta (muy similar a "traje de astronauta"), evita la contaminación y futura propagación del virus. Es decir: minimiza la posibilidad de un brote epidémico a niveles de: "pandemia global".
A pesar de que la mayoría de los científicos creen que el virus del ébola puede pasar al organismo humano sólo a través del contacto directo con fluidos corporales; otros científicos escépticos como Michael Osterholm, consideran que los virus como el ébola son muy proclives a mutaciones, lo que significa que el virus que entra en una persona puede ser genéticamente diferente al virus que infectará a la siguiente. Y cada nueva infección representa billones de lanzamientos de los dados genéticos. 
     Lo peor de esta hipótesis es que, entre el abanico de mutaciones, puede surgir una mutación que permita el contagio a través del aire. De darse este caso, los modelos de investigación muestran que el virus se propagaría rápidamente a todos los rincones del mundo, infectando y matando a millones de personas.
     Viéndolo desde los  ángulos periodísticos, el panorama se ve muy desolador e inquietante; de hecho, varios países han tomado medidas sanitarias e inmigratorias para prevenir que un brote epidémico entre en su territorio o geografía. Pero existen personas, incluyendo científicos, que no creen en lo absoluto, las agresivas campañas publicitarias que se están diseminando en los medios sociales; y consideran en cambio, que todo esto corresponde a una confabulación de los grandes emporios farmacéuticos; de los grupos eugenésicos; y de grupos élites como los "Bilderberg", los cuales buscan reducir la población mundial para prevenir una escasez de agua y alimentos. 
      Según los que creen en teorías conspirativas, la aparición de este virus (patenta US20120251502A1), no ha sido producto de la naturaleza, sino que al igual que: el gas mostaza, el agente naranja, la peste bobina, la influenza o peste H1N1, el VIH, Ántrax, Cólera y otros virus mortales, tienen características antropogénicas. Es decir, el hombre ha creado esos virus en laboratorios; y lo que es peor, los han utilizado en la población en forma de vacunas experimentales. En otras palabras, nos han utilizado como: "ratones de laboratorio".
     Otros se preguntan:¿Por qué ese brote de ébola afecta países de África Occidental, regiones ricas en petróleo, diamantes y otros minerales?- ¿Por qué tanto aislamiento, y tanto hermetismo?- Según los escépticos, pueden existir varias respuestas.
· PRIMERA: Crear confusión y pánico en esa región; montar un teatro a nivel mundial, para luego saquear esos recursos naturales. 
· SEGUNDA: producir grandes ganancias a la industria farmacéutica a través de vacunas y medicinas alópatas.
· TERCERA: Fomentar una gran crisis pandémica en el globo terráqueo para reducir la población mundial.
· CUARTA: Después de reducir la población, recurrir a drásticas soluciones de control, como es la implantación del RFID chip.
     La Biblia, es un libro inspirado que con sus predicciones y profecías, le ha servido al hombre, como un "radar infalible en tiempos de tempestad". En ella encontramos, no sólo profecías concernientes al desarrollo de la ciencia, pestes y plagas futuras que producirán gran mortandad!, pero también, nos advierte que estas plagas serán indicadores de que la venida del Señor en busca de su pueblo está muy cerca. Ahora bien, ¿acaso es coincidencia el desarrollo de la ciencia y los brotes epidémicos?
     En honor a la verdad, no tenemos que ser científicos para apercibirnos sobre los conocimientos que posee el hombre en materia de manipulación biogenética, e incluso en la creación de organismos patógenos. Si no están enterados, hace años que dejamos las armas de guerra convencionales. Hoy somos más sofisticados y modernos en lo referente al aspecto bélico. El avance de la ciencia nos ha provisto los conocimientos necesarios para desarrollar innovadoras estrategias de exterminio en grandes proporciones, me refiero al uso de: "Armas Químicas y/o Biológicas" o "Armas de Destrucción Masiva".
     Y algunos se preguntarán: ¿Es posible que existan personas tan malvadas que sean capaces de llevar a cabo aberrantes acciones genocidas usando la ciencia como catapulta para destruir o exterminar a gran parte de sus semejantes?- Aunque nos resulte inverosímil, es la triste realidad; como señala Erwin Chargaff (uno de los padres de la investigación genética), quien en una ocasión señaló: “Vivimos en una época terrible, tal vez me he convertido en un reaccionario, pero hace tiempo que pienso que la biología molecular se ha desmadrado y hace cosas de la que no se puede responsabilizar. La ciencia comete hoy auténticos crímenes”.  En efecto, si hacemos una retrospección histórica, encontraremos plasmado, el nivel de barbarie a la que ha llegado el hombre; cometiendo, ya sea por avaricia; por idealismo socioeconómico-político-religioso; por ambición y/o por xenofobia, genocidios y crímenes de lesa humanidad. Es decir, ¡la maldad es inmanente en nosotros los humanos!Nuestra manera de pensar y actuar obedece a la rebeldía que albergamos en nuestro corazón y nos inspira a alejarnos de ser “imagen y semejanza de Dios” y al mismo tiempo, nos insta a obedecer al rey de las tinieblas.

     Por ahora no sabemos qué causó el brote de Ébola en África Occidental, pero sí estamos seguros, de que el hombre, con el uso de la ciencia como artificio, está jugando a los dados; creando virus y Armas Biológicas que pueden escapar de su control y dominio, y como consecuencia, producir un desastre a niveles inimaginables.
 

     Sólo cuando dejemos nuestra pusilánime actitud de hombre emancipado; cuando desistamos de querer  destronar a Dios para imponer el gobierno de los hombres; cuando amemos a nuestros semejantes como a nosotros mismos, dejaremos de actuar como verdaderos discípulos satánicos. Por lo tanto, tengamos presentes que vivimos en tiempos proféticos y que el sonido de la trompeta será escuchado en un tiempo no muy lejano, como inminente señal del regreso de nuestro amado Jesús en su trono.
 
La gracia y las bendiciones de Dios sean contigo!
Frank Zorrilla